BARRA DE EN MEDIO DEL BLOG. BANNER
 
.
 
  NicholasJonasJb
  "Solo Somos Tú & Yo"
  ONE SHOTS
  NickJonas&You
  => Capitulo 32
  => Capitulo 33
  => Capitulo 34
  => Capitulo 35
  => Capitulo 36
  => Capitulo 37
  => Capitulo 38
  => Capitulo 39©
  => Capitulo 40
  => Capitulo 41
  => Capitulo 42
  => Capitulo 43
  => Capitulo 44
  => Capitulo 45
  => Capitulo 46
  => Capitulo 47
  => Capitulo 48
  => Capitulo 49
  => Capitulo 50
  => Capitulo 51
  => Capitulo 52
  => Capitulo 53
  => Capitulo 54
  => Capitulo 55
  => Capitulo 56
  => Capitulo 57
  => Capitulo 58
  => Capitulo 59
  => Capitulo 59 (Segunda Parte)
  => Capitulo 60
  => Capitulo 61
  => Capitulo 62
  => Capitulo 63
  => Capitulo 64
  => Capitulo 65
  => Capitulo 66
  => Capitulo 67
  => Capitulo 68
  => Capitulo 69.
  => Capitulo 70
  => Capitulo 71
  => Capitulo 72
  => Capitulo 73
  => Capitulo 74
  => Capitulo 75
  => Capitulo 76
  => Capitulo 77
  => Capitulo 78
  => Capitulo 79
  => Capitulo 80
  => Capitulo 81
  => Capitulo 82
  => Capitulo 83
  => Capitulo 84
  => Capitulo 85
  => Capitulo 86
  => Capitulo 87
  => Capitulo 88
  => Capitulo 89
  => Capitulo 90 [1]
  => Capitulo 90 [2]
  => Capitulo 91
  => Capitulo 92
  => Capitulo 93
  => Capitulo 94
  => Capitulo 95
  => Capitulo 96
  => Capitulo 97
  => Capitulo 98
  => Capitulo 99
  => Capitulo 100
  => ~Agradecimiento
  GALERIA


TAG-BOARD


Capitulo 69.
Capitulo 69
 
¿?
 
-         ¡Vaya! Pensé que jamás volverías. –pronunció aquella voz que tanto conocía.
 
-         ¡Jay! ¿Eres Tú? –grité y pregunté antes de mirar a la venta, que era de donde provenía aquella voz.
 
-         Efectivamente –respondió- soy yo, crash!
 
Corrí hacía la ventana con una enorme sonrisa en mi expresión.
Lo ayudé a entrar y de inmediato coloqué mis brazos en él, uniéndolos en forma de abrazo.
 
-         Te extrañé muchísimo! –me dijo con un poco de euforia para después tomar mi cara con sus dos manos y mirarme fijo a los ojos.
 
-         Wow, me encantan estos recibimientos –bromeé.
 
-         Te lo mereces –seguía mirándome fijo- Creí jamás poder volver a ver estos hermosos ojos. –expresó con sinceridad, al cual yo agradecí.
 
-         No es para tanto. Sabías que llegaría en unas semanas, y ¡aquí estoy!
 
-         Pero no es eso. ¿Sabes lo que es extrañar tanto a una persona?
 
Sabía perfectamente que mi mejor amigo no me haría daño, ni con comentarios o actos sobrepasados. Pero esta vez me había dolido, si sabía lo que era extrañar tanto a una persona, y no podía con esta tortura, entendía que necesitaba ayuda de alguien, tal vez ya de un profesional, no estaba loca. Sin embargo, no comprendía por que me dolía tanto, y por más que trataba de tenerlo fuera de mi mente, era imposible.
Concebía lo que era extrañar a una persona, lo que es Amar a alguien y que ese alguien te rompa el corazón sin importarle nada.
 
 
-    Claro que lo sé. –Hablé mientras me alejaba unos centímetros  para dejarme caer en mi blanda cama- se perfectamente a lo que te refieres. Jason, dime –traté de pronunciar con cautela, sin presión ni omisión - ¿tu… lo sabes?
 
Acercó una silla y la coloco enfrente de mí. De inmediato me miró turbado.
 
-         ¿A qué te refieres? –contestó formulando otra pregunta. Todo esto resultaba tan obvio y no era posible que no entendiera mi punto.
 
-         Por Favor, Jay! –pedí, supliqué. Deseaba que me contestara, al menos un simple ‘No’ o un ‘Sí’. Solo quería que fuera sincero.
 
-         ¿Es sobre… Nicholas? –titubeó para después solo asentir ante mi desesperación.
 
-         Claro, por eso ahora todos me ven con lastima!
 
Acoté de inmediato, mis sentimientos surgieron repentinamente.
Llevé mis dos manos a mi cara, cubriendo mis ojos, deteniendo mis lágrimas.
 
+
 
 
Los días transcurrían a un paso agitado, con bajas, altas, demasiado rápido y rutinario. Cada día que pasaba se iba convirtiendo más pesado, con muchas más presiones.
La familia Jonas regresa a California.
 
 
 
 
 
-         ¿Qué diablos está pasando Nicholas Jonas? ¡¿Qué diablos está pasando?! –decía una voz de mujer del otro lado de la línea. Hablaba con un tono de desesperación, de apatía.
 
-         ¿Quién es? ¿Por qué hablas así? –tomó el teléfono, oprimió la tecla de altavoz, lo dejo sobre su cama sin darle tanta importancia.
 
-         Hey, ni creas que te librarás de mi tan fácil –dijo aquella chica, aún más furiosa- Ah, ¿Ahora no sabes quien soy? Soy Stacy, tu prima!
 
-         ¿eh? –dejó la maleta de lado y se apresuró para tomar de nuevo el aparato- Stace, ¿Cómo estás?
 
-         ¿Cómo estoy? Y te atreves a preguntarlo? ¡Cínico! –agregó con enojo- Nicholas, ¿por qué hiciste eso?
 
-         ¿Hacer qué? No entiendo, ¿de que me hablas? –expresó con incertidumbre.
 
-         GOD! ¿Qué has hecho con este pobre? –suspiró sin alivio alguno y continuó- ¿Qué pasaba por tu cabeza cuando decidiste dejar a ______*?
 
-         …yo, -se calmó. Aún seguía acomodando su ropa con paciencia, mientras pensaba- Stacy, no quiero hablar de esto. –asumió cortante.
 
-         Nick, ¿Qué? ¿Sabes lo que esa niña sufre?
 
Nicholas bajó la mirada, se sentía mal por haber dejado al amor de su vida. Ahora, casi todos los sabían, los medios sacaban fotos de él, lo buscaban para preguntas de ese tipo. Era incomodo, y lastimoso. Él no quería hacerle más daño a ________*
 
-          Stace… -se detuvo. Y aunque era demasiado fuerte, su voz se cortó- no quería… debía hacerlo. Ahora tengo que pretender que esto no me afecta. Y como olvidar a la chica que tanto busqué, la perfecta, la que llenaba de alegría mi vida. La que llegué a amar como ninguna otra? –confesó dolido.
 
-         No, Nick. Perdón… nunca pensé que fuera sí. Pero, ¿por qué? O ¿por quien?
 
En ese momento llamaron a la puerta. Nick alcanzó a despedirse de su prima, con la condición de comunicarse más tarde.
Él se acercó y la abrió con cuidado, se llevó una sorpresa al encontrarse de frente con su hermano Kevin, quien ya no hablaba mucho con él. Por lo que había hecho con _________*
 
-    Hola Hermano. –Susurró Nick-
 
-         em, ¿Qué onda? –dijo con la mirada fija en el interior del cuarto, como inspeccionando- ¿Qué hacías? –recobró- ah, he venido por que mamá quiere saber si estás listo. Ya nos vamos.
 
-         Ah, si… si. –repetí- solo faltan unas cosas. Dile que bajo en 5 minutos. –se movió para cerrar la puerta, antes que Kevin saliera.
 
-         Está bien. Y em, ¿Seguro que todo bien? –volvió a preguntar inconforme.
 
-         Seguro.
 
Seguramente era que mi hermano mayor me había escuchado conversar con Stacy al momento que puse el altavoz. El me juzgaba o pretendía dejarme aun lado cuando él había hecho lo mismo con una chica, eso era vil y cruel. Por que juzgarme, quizá al menos primero debería reconocer sus errores. Ambos nos encontrábamos en el mismo problema, al menos yo tendría que enfrentar.
 
Terminé de acomodar las maletas, ya me encontraba en la sala con mis padres y mis hermanos. Abandonábamos nuestra casa por otro lapso más. Mamá se ponía nostálgica, nos hablaba de cómo fue que con esfuerzos mi padre y ella lograron comprarla, se paseaba por cada rincón envolviéndolo con su aroma.
Mientras terminaba, decidí ir a la cocina por una botella de agua, supuse que tendría sed en el trayecto, aunque hubiese cientos de botellas en el bus prefería beberla de aquí que la embotellada.
Me llevé una gran sorpresa al visualizar una silueta, era Krystel, quien posaba sus manos sobre el fregadero, estaba de espaldas hacía mi. No quise hacer mucho ruido para notar que hacía, pero fue en vano. Giró de inmediato su cuerpo y me saludó como siempre, efusiva y alegre.
 
-         Nick! ¿Cómo estás hoy? –preguntó con una hermosa sonrisa que dejaba mostrar su blanca dentadura.
 
-         Bien –respondí a la inercia- ¿Tú como estás? –me atreví a preguntar.
 
-         Creo que bien, y bueno… ¿Estás listo?
 
-         Bastante –le sonreí, cosa que no muchas veces hacía-
 
-         ¡Muero por grabar una canción contigo! –se emocionó. Mientras yo me acercaba a tomar un vaso y servirme un poco de agua.
 
-         Yo también Krys. –dije sin gana acomodando en vaso. Salí de la cocina para reencontrarme con mi familia.
 
No quedaba nadie en la sala. Asomé la cabeza por la ventana, mis hermanos se adueñaron de los asientos principales. Mamá y papá esperaban por nosotros. En cuanto me vieron gritaron mi nombre.
 
-         Nicholas! –vociferó mi padre haciendo un ademán para que saliera.
 
-         Ya salimos. –grité también. Me di la vuelta para buscar a Krystel y me asombré al verla situada detrás de mi- Hey! Nos esperan afuera.
 
-         Muy bien –mencionó menos emocionada que antes- Vamos! –al decir esto tomo una de mis manos y me llevó hasta la camioneta.
 
-         ¡Yo con Joe! ¡No! ¡Con Nick! No, mejor… ¡Kevin! –exclamaba Frankie emocionado. Lo tomé entre mis brazos y en aire le dije:
 
-         Así que quieres ir conmigo? –jugué.
 
-         Si, si… -al parecer disfrutaba estar arriba de mí.
 
-         Está bien. Lo que decida mamá –dije en burla mientras mis brazos descansaban al ponerlo de nuevo en el suelo.
 
-         Eres un tanto malvado con tu hermanito –comentó mi amiga- no pensé que fueras así de ‘juguetón’.
 
-         A veces me da por ser así. Cuando me divierto –confesé.
 
-         Oye! Cuando estás conmigo nunca eres así –se quejó y al instante rió- será por que no te divierto. –no me dejo terminar, quede con media frase a punto de salir. Subió a la parte de atrás de la camioneta y yo me quedé allí parado hasta que sentí una mano sobre mi hombro y una voz de mujer incitándome a entrar.
 
 
 
 
 




Comentarios hacia esta página:
Comentado por Made (:( ), 19-01-2010, 23:48 (UTC):
OooOowhhh! xD



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
Publicidad  
   
 
 

"Please be mine -Guadalajara, México."



Recordando a los JB:

Nick

Mensaje Jonas
[NICK J.]
 
 
 

















 
 
  Wn: Nicholas Jonas And You <3
 
Hoy habia 1 visitantes (4 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=