BARRA DE EN MEDIO DEL BLOG. BANNER
 
.
 
  NicholasJonasJb
  "Solo Somos Tú & Yo"
  ONE SHOTS
  => ~Amarga Confesión De Amor
  => ~Ángel
  => Prom Night ♥
  => Corazón Desesperado
  NickJonas&You
  GALERIA


TAG-BOARD


Corazón Desesperado




Coraz
ón Desesperado
 
Me deja aun lado. Sinceramente, me hace sentir que no importo.
Y que increíble sería que mi vida fuera de un color rosa o púrpura, metafóricamente. En tercer plano eso es lo que deseaba en realidad.
¿Por qué no estás aquí conmigo?
 
 
Quiere, protégeme, cuídame como a tu vida. Te he entregado mi corazón. Que duro debe ser darse cuenta totalmente de la realidad, lo es por que así tiene que ser.
Nadie nos enseña a cometer errores, ni a conocer la felicidad, así es como la realidad disfrazada de esperanza, ilusión, y en los peores casos de tristeza y fracaso, llega.
Me siento sola, no sabes cuanto daría por que estuvieras a mi lado, ni si quiera te lo imaginas.
El amor se ha apoderado de mis entrañas, mi corazón, mis sentidos y mis más profundos buenos pensamientos.
Te Amo, como a nadie, como nunca & como siempre.
 
 
No puedo más, mi corazón está muriendo lenta y hondamente.
Quisiera tener la respuesta a todo, saber si en verdad esta bien lo que estoy haciendo, entender el por que te amo.
Ahora, estoy mirando el reloj; marca solo un minuto antes de tu llegada usual.
¿Lo harás? ¿Vendrás por mí? ó ¿me dejarás? ¿Qué pretendes hacer?
No dejarás a mi vida pendida sobre un hilo, no a mi corazón. Claro que no.
Te conozco y se que no eres tan amargo. Pero me confundo al darme cuenta de que solo estoy ocultando más todo esto.
     ¡¿Qué tengo que hacer?!
Solo quiero tenerte a mi lado, y que no me dejes. No pienses que estoy loca, por que lo único que se... es que sin ti ahora, ya no puedo existir.
Y si aún aceptas mi corazón, estaré disponible. Siempre para ti, para mi amor.
Para sanar el dolor que ha dejado un corazón desesperado (u).
¿Con quien diablos hablo? ¿Con la pared? Razón, estoy loca y es por tu culpa.
  
 
II PARTE
        ______, ve a dormir. No llegará – incitó mi hermana – enserio tienes que dormir, te ves mal – lo pase por alto, sabía que Joseph no me dejaría.
        Iré cuando lo crea necesario – Estaba ida, tenía la vista en un solo punto fijo.
        Ya lo es – insistió y me enfade.
        ¡Que no me iré de aquí! – chillé – ¿No entiendes? Joseph vendrá, lo sé.
        Por dios – suspiró – estás mal, cegada – se retiró azotando tremendamente la puerta.
 
Tenía todas mis esperanzas puestas en Joseph, eran pocas y estaban dispersas, pero el me mantenía con aire de vida.
Espere una, dos, tres, cuatro & cinco horas más. Y era obvio, no llegaría… Me lamentaba, traté mal a las personas que más quería solo por él, pero… no me llamó ¿Le sucedería algo?
Suficiente por el día o noche de hoy, iré a dormir, mañana será distinto.
A pesar de haber dormido muy pocas horas, desperté de un humor neutro. Pero, tenía una ligera jaqueca. Me he puesto a pensar esta noche y decidí ir a verlo, necesitaba más que cualquier cosa, arreglar nuestros problemas. No resistiría un día más sin escuchar sus adorables palabras.
Hice lo necesario para presentarme ante él, me vestí mejor, me maquillé. Aunque todo fuera un caparazón, no reflejaba el como me sentía.
Llegó la hora de partir, tomé mis llaves y cerré la puerta con cuidado. Los nervios prevalecían, incluso opacaban mi dolor.
En cuestión de cinco minutos, tenía la puerta de su casa enfrente, toqué varias veces el timbre. Allí apareció el hermano mayor, Kevin, me saludó como normalmente lo hace.
 
        ¿Buscas a Joe? – me preguntó.
        Si, a él – acomodé un mechón que me estorbaba.
        Pasa, no se en donde esté. ¿Quieres buscarlo? Estoy a mitad de una partida de póker. – sonrió frescamente.
        No hay problema, lo busco – aseguré. Subió las escaleras y comencé por la cocina.
Transcurrieron unos cinco minutos desde que lo busqué en la cocina hasta todas las habitaciones, que incomodo. El único lugar restante era el jardín.
Respiré profundamente, esto iba a ser un poco difícil, pero podría hacerlo. Abrí la puerta & vi a Joseph, el amor de mi vida, besándose con una rubia.
Me partió el alma, lo final de lo final, lo peor…
Creí sumergirme en un abismo sin fin, sentí mis piernas no responderme.

Me vio, no hizo nada para alcanzarme.
Abrí la puerta lo más rápido que pude, y en el camino me encontré con Nicholas, su hermano, quien llevaba al tan conocido perro Elvis con él. Tampoco me importó que el me viera llorar, lo único que añoraba en este momento era poder huir, llegar a casa y deshacerme de este dolor.
Me dolían los pies de correr tan rápido, busqué mis llaves de forma desesperada y abrí, me encerré…, de inmediato mi cuerpo se hizo más frágil, me deslicé sobre la puerta, caí rendida, llorando por todo esto.
Solo bastaron un par de minutos para que alguien tocara el timbre.
Si era él seguro no le abriría, no soy tan tonta como el cree.
 
        _____, abre por favor – su consistente golpeteo me hizo reflexionar. No era Joseph, pero era muy parecido.
        Shh… – traté de callarme, cuando no hablaba. Quizá esa voz era producto de mi imaginación.
        Por favor, ábreme. Te lo pido – volvió. Supe que no era mi imaginación, era Nick, Nick Jonas el que esperaba que le abriera la puerta.
Y lo hice, quería saber que tramaba, si me humillaría más, se burlaría de mí. Lo dejé pasar y al instante se incorporó justo enfrente, imitando mi posición, no quise mirarlo… me recordaría a ese estúpido, ¿Cómo no hacerlo?
Él tenía una expresión de tristeza y desolación incomparables en su rostro, ¿Por qué? Él era un Jonas, tan ‘bueno’ que todo mundo, los ama.
 
 – ¿A que has venido? – Musité firme – ¿a burlarte? – pronuncié con dolor. Al parecer, se dio cuenta.
        No, por favor. ¡No llores! – me pidió.
        ¿Cómo pudo? – hablaba entrecortado. Mis lágrimas no me dejaban expresarme.
        Tranquila. No llores – incitó. Con uno de sus dedos acarició tiernamente mi rostro – Joe no pudo darse cuenta de lo que en verdad eres.
        Nick – mascullé. Lo alejé molesta – ¿Qué soy? ¿Una completa idiota? Sabes todo el empeño que puse… – no me resistí, mi incontrolable llanto volvió a hacerse presente.
        Joe no te merecía – se esforzaba para hacerme sentir bien. Colocó una mano en mi fisonomía – Mírate, eres demasiado perfecta para él.
        No, no lo soy – contradije molesta. Con lagrimas que empezaban en mis ojos y se perdían en la comisura de mis labios. – y ¿Ahora que hago? Entonces… todo lo que me escribió era, mentira?
Pobre chico, arruinaba su vida con mis problemas. Cambió la cara cuando hable sobre lo que Joseph me escribía, todas esas cartas de amor que me enamoraron. Terminarían ya.
 
        El no escribió nada – confesó. Quede muda, aun más dolida.
        ¿No? ¿Cómo lo sabes? – pregunté titubeante – Lo ves, ni siquiera le importo a alguien. – Mi llanto se volvió incontenible. Tiró de mi mano para acorralarme contra su pecho.
        No digas más. Se siente horrible tener que ocultar algo por tanto tiempo, _____ – me abrazó aún con mas fuerza – yo escribí todo lo que Joe te dio. – me separé de inmediato, me enfadé con él. No lo quería cerca.
        ¿Tú? ¿Sabías? – mis sollozos se intensificaron, me costaba hablar – ¿Por qué no me lo dijiste? Nick, confiaba en ti… tenía un cariño especial para ti, ¿por qué?
        Perdóname. No fue mi intención, yo solo lo hacía por que, de mi corazón salían todas esas palabras. – suspiró – Después me enteré que Joe, las hizo “suyas”. Me molesté demasiado con mi según hermano, y no tuve el valor para decírtelo, para ese entonces… ya estabas enamorada de él. – bajó la mirada, su tristeza me dolía. Cambie mi forma de ver las cosas, tenía frente a mi… algo espectacular.
        Y… si te dijera que lo único que me hacía adorarlo eran “sus” palabras? – reí, quité con mi mano las ultimas lagrimas.
        Volvería a ser feliz por un instante. – susurró.
        ¿Solo un instante? – lo miré profundamente. Me perdí buscando algún defecto en él, me era imposible.
        Mentiría si te dijera que lo haré toda la vida.
        Si tu escribiste todas esas palabras para mi, debes estar muy enamorado – Fue lo único que pude articular antes de ponerme de pie.
        No me humilles – habló desde lo bajo. Después se incorporo a mí.
        No lo haré – Acaricié su rostro con delicadeza. Como si se fuese a romper – Estoy segura de lo que siento, Siempre me gustaste. – me sonrojé. Al parecer el también hizo lo mismo – si tu sientes eso por mí, soy demasiado afortunada.
        Eres la razón de mi inspiración – se acercó tanto, la piel fría de sus dedos hizo tacto con la mía. Respiró mi aroma y sonrió de la manera más dulce.
        Lo único que me queda para decirte es que; tienes en tus manos mi incomparable corazón.


Otro de mis 'tantos' one shots que me atrevo a subir aquí.
Gracias por leer.
~Paulina.





Comentarios hacia esta página:
Comentado por An( ), 29-07-2011, 08:47 (UTC):
esta muy muy hermoso extrañaba que escribieras eberias hacerlo mas seguido y se q tengo much tiempo sin entrar pero es q la uni me tiene de muerte leta :s... De verdad me encanto Amo a Nick y mo como escribes de el y de mi =D



Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
   
Publicidad  
   
 
 

"Please be mine -Guadalajara, México."



Recordando a los JB:

Nick

Mensaje Jonas
[NICK J.]
 
 
 

















 
 
  Wn: Nicholas Jonas And You <3
 
Hoy habia 2 visitantes (11 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=